11 noviembre, 2009

Bramante









Un  lugar sediento,
una búsqueda precisa
que amansará a las bestias.
 

El misterio lo desata la cuerda



8 comentarios:

MIchael dijo...

¡Cuántos secretos querría desatar esa cuerda...!
Accedí a su blog desde un enlace...Y me até

Emiliano dijo...

bramante, que bella sonoridad; de ese cordel fino pendemos, atados o desatados, lo mismo da.
Un saludo amiga.
E.

Paralelo 49 dijo...

Bienvenido Michael, :))
Espero que siga por aquí mucho tiempo y que lo disfrute :)) Me encanta el mundo de las casualidades.

Emiliano, un beso y cuídate.

Anónimo dijo...

El misterio siempre acechando, agazapado en la casualidad, la sorpresa...........Un abrazo (ese)
(al norte del norte)

Paralelo 49 dijo...

Lo imprevisto siempre acecha...

:)

NáN dijo...

El hilo de bramante. No he querido buscar lo que es exactamente. Me quedo con el recuerdo, que me dice que es para atar bien las cosas. Aparte de su sonoridad.

Atado bellamente el misterio.

David Durán dijo...

"Un lugar sediento,
una búsqueda precisa
que amansará a las bestias.


El misterio lo desata la cuerda."

...la cuerda que vibra,
el barro que nos acaba ensuciando...

Muy bueno este breve, en general, me gusta tu blog,
ya te iré comentando, aunque veo que lo tienes abandonado. Estaría bien que lo retomaras.
Un abrazo.

Paralelo 49 dijo...

A veces, David, se abandonan unos lugares, para encender otros fuegos.

Gracias por el interés que te tomaste, por tus comentarios.